La Revolución Liberal Restauradora: ¿Impulso o dilación de la Democracia en Venezuela?

27 octubre 2021
Publicado por: Bethsabeth Barrios

El proceso político en Venezuela tuvo diversas etapas sumergidas en conflictos militares, con el elemento clave de instaurar formas particulares de gobiernos, encaminadas por la visión política de cada estratega. 

En este sentido, la «campaña militar» de 1899 llamada la Revolución Liberal Restauradora, fue liderada por Cipriano Castro, quien tuvo gran poder de convocatoria y un plan estratégico militar. 

Existen dos aspectos claves que dan inicio a la Revolución Liberal Restauradora:

-Cipriano Castro estuvo acompañado de una fuerza militar representada por Juan Vicente Gómez y Eleazar López Contreras, tenían como objetivo concreto llegar al poder y «renovar» la Constitución Nacional. Ellos han sido las piezas fundamentales del ajedrez político constituido como «La hegemonía Andina», más tarde finalizada en 1945 por Isaías Medina Angarita.

-La ruta específica para la conquista del poder, que parte desde el Táchira, recorren Mérida, Trujillo, Lara, Yaracuy, Carabobo y culmina en «la toma de Caracas».

Dentro del contexto realizado, surge una interrogante: ¿Acaso la Revolución marcó los pasos a la democracia o abrió un margen de caudillos dirigiendo al país?. Y precisamente, tras cada revolución o convulsión política en diversos países, surge un hecho político de trasfondo y es: el sufragio universal. 

Otros países de la región latinoamericana obtuvieron el derecho al voto, en el Siglo XIX y una gran parte a comienzos del XX, cada uno lo hizo luego de pasar por una serie de procesos que hoy en día forma parte de la historia política de cada país. Algunos casos:

Caso Colombiano: La Registraduría Nacional del Estado Civil, argumenta que en la nación se permite el voto directo en 1853, «las elecciones se celebraban en las parroquias ante un Jurado Electoral compuesto por 5 miembros principales y 5 suplentes». Cada jurado tiene a su cargo una urna en la cual no pueden votar más de 400 personas, norma que estuvo vigente hasta 1984, cuando en la ley electoral de 1985, esta capacidad se amplió hasta un máximo de 800 personas por urna.

Caso Chileno: En 1874 se aprobó la Ley de Reforma Electoral que estableció, según palabras de Valenzuela Samuel. “…el sufragio universal (aunque masculino y alfabeto)…”. No obstante, con el tiempo tuvo efectos positivos, al permitir la competencia y limitar la capacidad de intervención del Poder Ejecutivo en las elecciones.

Caso Brasileño: Ocurren unos cambios importantes en materia de derechos políticos en 1875, ya que los votantes reciben un título de calificación electoral, dando forma al primer documento de identidad civil del país.

Caso Ecuatoriano: Según el Tribunal Contencioso Electoral del Ecuador sostiene: «la Revolución Liberal de 1895 introdujo cambios trascendentales en la vida de la República, que se evidenciarían en la Ley de Elecciones de 1900». Esta normativa es históricamente relevante, no solo por consagrar el sufragio popular directo, sino porque ordena a cada municipalidad la creación y administración del Registro Electoral. La evolución hacia la universalidad del sufragio no se detuvo. La nueva Ley de Elecciones de 1906, denominaba “elector” a toda persona mayor de 21 años de edad con capacidad legal, para participar en las decisiones políticas del país.

Caso Argentino: Según el Ministerio del interior de la Presidencia de la Nación, la universalización del voto se realizó en 1912, a través de la sanción del primer Código Electoral Nacional, donde el ejercicio cívico fue profesado por la mayor parte de la ciudadanía con garantías de privacidad, dejando fuera cualquier tipo de coerción.

Estas corrientes históricas relacionadas con el derecho universal al sufragio, también ocurren en Venezuela, tras la caída de la hegemonía andina en 1945, donde se experimenta por primera vez la creación de una comisión preparatoria presidida por Andrés Eloy Blanco, junto a un cuerpo de legisladores que realizaron un proyecto de estatuto electoral; «conforme al cual puedan elegirse los representantes de la Asamblea Nacional Constituyente y el Presidente de la República«. Dicho decreto número 52 emano el 17 de noviembre de 1945. 

No obstante, las elecciones se realizaron en 1947, se conocen como las primeras elecciones universales directas y secretas, eligiendo a Rómulo Gallegos como presidente.

Hipótesis: 

La Revolución Liberal Restauradora, fue un hecho histórico-político que atraso el fenómeno de la democracia, debido a dos razones fundamentales: 

-La trayectoria de la hegemonía andina, constituyó 46 años de convulsión política, de una red militar sustentada en el poder, una centralización que cerraba el oxígeno a todas las posibilidades de instaurar un gobierno democrático. 

-El movimiento del sufragio universal en algunos países latinoamericanos ocurre mucho antes que en Venezuela, esto indica la carencia de estructuras capaces de permitir la participación  política de la población venezolana.

En contraste, el sufragio forma parte de la democracia, siendo ésta última la columna vertebral de la sociedad, pero el sufragio más que un derecho es un deber. De este modo, «la razón moral no tendría sentido sino estuviera unida a la razón práctica» Kant. El sufragio no es sólo una alternativa para llegar al poder, también es un fin en sí mismo, ya que se evidencian varios factores: campañas electorales convenciendo a ciudadanos, como decir la verdad que ansía escuchar una población descontenta, en definitiva, representa la determinación de un país que busca encaminarse hacia una gran celebración democrática.

Quieres recibir los artículos antes que se publiquen?
Suscribete a nuestro newsletter.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizas te interesen tambien…