Abstención en Venezuela 2000-2020: cronología de la destrucción del voto

20 junio 2021
Publicado por: Alex Gomez

La abstención electoral ha sido un recurso de la oposición en Venezuela para enfrentar y deslegitimar procesos electorales considerados fraudulentos. Las elecciones legislativas del pasado 6 de diciembre pusieron nuevamente de manifiesto que la vía electoral se encuentra aún cerrada para solucionar la crisis del país.

 

Antecedentes

A pesar de que el voto en Venezuela no es obligatorio, históricamente el país se ha caracterizado por altos niveles de participación (desde 1958 hasta 1998, solo en 3 oportunidades hubo participación menor del 50%). Sin embargo, esto se ha visto mermado en los últimos años. La confianza en el voto es cada vez menor, se considera poco probable poder resolver los conflictos del país a través de mecanismos electorales.

Participación electoral en Venezuela (2000-2020) / Fuente: CNE,2020.

Participación electoral en Venezuela (2000-2020) / Fuente: CNE,2020.

La actual Constitución de 1999 nació marcada por la abstención. Solo 37% del padrón electoral participó en el referéndum consultivo y 46% en el aprobatorio. Su aprobación marcó el inicio de una nueva era política en el país caracterizada por el progresivo desmantelamiento de la democracia. 

De las elecciones realizadas desde entonces, algunas presentan registros históricos de participación, como las presidenciales de 2012 (80,56% de participación), y otras con cifras bastante altas de abstención, como las parlamentarias de 2005 (25,26% de participación). 

Precisamente, fue en 2005 cuando se dio el primer gran llamado a la abstención como instrumento de lucha política. Los principales partidos de oposición se retiraron de los comicios legislativos de ese año alegando falta de garantías democráticas y dudas sobre el sistema automatizado. 

Sin embargo, lo que se esperaba que fuera una forma de presión sobre el gobierno de Hugo Chávez, no surtió el efecto esperado. El partido de gobierno logró mantener el control total del Parlamento por los años siguientes.

La no participación en ese proceso llegó a ser considerado posteriormente como un error. Por ello, la oposición venezolana se reorganizó y empezó una nueva etapa de lucha electoral, participando masivamente en comicios siguientes. No obstante, el gobierno nacional siempre se encargó de modificar las leyes y normativas electorales a su favor.

 

 

La destrucción del voto

La victoria obtenida por la oposición para impedir el referendo constitucional de 2007 se vio ensombrecida por la aprobación de la enmienda en 2009. Años después, en 2015, vino la gran victoria de la oposición cuando obtuvo las dos terceras partes del Parlamento nacional. No obstante, fue un triunfo efímero, el gobierno de Nicolás Maduro se encargó de anular sus facultades a través del Tribunal Supremo de Justicia.

A esta situación se sumó el bloqueo del referéndum revocatorio en 2016 y la imposición de la Asamblea Nacional Constituyente en 2017. Esto terminó por desestimar la viabilidad del voto como forma de cambio político en el país. 

Los procesos electorales siguientes, con excepción de las regionales de 2017, no contaron con el reconocimiento ni participación de los principales partidos de oposición. Esto ha valido el desconocimiento de los resultados por la mayoría de países americanos y europeos, resaltando el rechazo a las elecciones presidenciales de 2018.

En este sentido, altas cifras de abstención se han presentado en los últimos años, y pudieron haber sido mucho mayores que las publicadas oficialmente. Es importante recordar la denuncia de la controversial Smartmatic, empresa encargada del sistema de voto electrónico en Venezuela desde 2004 hasta 2017. Dieron a conocer que las cifras de participación en la elección de la ANC fueron alteradas por el CNE, en al menos un millón de votos. Afirmación que aumentó las ya ampliamente extendidas sospechas sobre la poca transparencia del sistema electoral venezolano.

 

 

6 de Diciembre: descripción de un fraude
Las 3 etapas de la abstención en Venezuela (2000-2020) / Fuente: CNE.

Las 3 etapas de la abstención en Venezuela (2000-2020) / Fuente: CNE.

Un nuevo capítulo de elecciones no democráticas se escribió este 6 de diciembre con los comicios legislativos. Acciones que fueron desde el inconstitucional nombramiento de los rectores del CNE hasta la suspensión de las directivas de los principales partidos de oposición, hicieron inviable la participación en este proceso.

El resultado fue el mayoritario rechazo ciudadano al evento, a pesar de los intentos del gobierno nacional de coaccionar el voto, quedando clara la pérdida de fuerza de su poder de chantaje. No resultó efecto amenazar con no entregar alimentos o con despedir de sus trabajos a quien no votara. Simular la participación de los principales partidos de oposición, luego de haberles despojado de sus tarjetas electorales, tampoco sirvió para movilizar al electorado. 

Según el Observatorio contra el Fraude, comisión formada desde la Asamblea Nacional, la abstención alcanzó casi el 82% del padrón electoral. Lo que la convertiría en la más alta en la historia electoral venezolana. Sin embargo, el órgano electoral nombrado por el TSJ oficialista habla de una participación alrededor del 30%. Cifra poco confiable teniendo en cuenta los antecedentes señalados de alteración de resultados.

Este proceso ha sido rechazado por buena parte de la Comunidad Internacional que ha manifestado su no reconocimiento de los resultados por tratarse de comicios no democráticos. Destacando las declaraciones de EE.UU, Grupo de Lima y los 27 miembros de la Unión Europea

Reflexión en final

El caso venezolano es muestra de que la calidad de la democracia no puede ser medida solamente por la cantidad de elecciones realizadas. El órgano electoral se convirtió en un brazo del poder ejecutivo y las condiciones electorales han sido cada vez más adversas. Ante ello, la abstención ha sido asumida como forma de protesta frente a estos procesos electorales que se consideran viciados. 

Inhabilitaciones políticas e ilegalización de partidos de oposición, designación inconstitucional de autoridades electorales, impedimento de observación internacional, entre otros, son solo algunos de los elementos que imposibilitan el desarrollo de elecciones libres y justas en el país.

¿Cómo votan los venezolanos?

El mensaje de la mayoría de los venezolanos es no participar electoralmente hasta obtener las condiciones necesarias para un proceso creíble y competitivo. Los llamados a la abstención han sido atendidos por el grueso de la población venezolana como forma de restar legitimidad al gobierno nacional. 

Sin embargo, la abstención por sí sola no es suficiente para hacer frente a un régimen autoritario. Esta, debe estar acompañada de otras acciones de presión que constituyan una alternativa viable para lograr el cambio político. Es ese el gran reto para el liderazgo opositor.

 

Ficha descriptiva

-Fuente: Consejo Nacional Electoral de Venezuela
-Criterios de orden: Fecha de elecciones
-Cantidad de elecciones: 21
-Periodo: 2000 – 2020
-Categoría: Elecciones, voto. 

Quieres recibir los artículos antes que se publiquen?
Suscribete a nuestro newsletter.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizas te interesen tambien…