Ecuador: elecciones presidenciales decisivas para el futuro

28 septiembre 2021
Publicado por: Fabiana Zamora

A pocos días de las elecciones presidenciales en Ecuador, hay más incertidumbres que certezas. Esto, en un año que se presenta como definitivo y determinante en lo económico, social y sobre todo en lo político.

 

La aclamada Revolución Ciudadana hace 14 años apenas comenzaba para Ecuador

 

Marchan en Ecuador en respaldo a Rafael Correa y la Revolución Ciudadana - Foto: AVN/Los Andes, 2015.

Marchan en Ecuador en respaldo a Rafael Correa y la Revolución Ciudadana – Foto: AVN/Los Andes, 2015.

 

La nombrada y polémica «Revolución Ciudadana» se inició en el año 2007, a partir de la elección de Rafael Correa como presidente. Quien emprendió la búsqueda de la implementación del “Socialismo del Siglo XXI». 

En el año 2013, junto a las elecciones presidenciales, se renovó completamente la legislatura ecuatoriana. Su proyecto político desafió uno de los momentos más críticos en sus años de mandato, marcado especialmente por la crisis económica y el descontento social.

El electo Rafael Correa, miembro del partido izquierdista Alianza País, quien hostigaba ideologías socialistas, consolidó un modelo autoritario en su gestión de gobierno. Donde su intolerancia hacia cualquier voz discordante a sus decisiones, fue lo que marcó este periodo. Sin embargo, Correa consiguió el objetivo de ser reelegido y mantenerse en el poder hasta el próximo periodo electoral que tendría fecha en el 2017.

 

¿La era de Rafael Correa llegó a su fin?

 

El movimiento oficialista nuevamente es el protagonista, pero esta vez con el ganador de la presidencia Lenín Moreno. Quien se destacó por procurar un gobierno transitorio con un panorama muy desalentador. Aunado a la gran recesión económica heredada de los últimos años, y por la gran división que deja Rafael Correa en el país.

Moreno, hizo entrada en la presidencia cuestionando la gestión de su predecesor y exhortando la rendición de cuentas en el círculo elitesco de quienes lo antecedieron. Haciendo énfasis en la lucha por acabar con la corrupción, prometiendo una mejor relación con el sector privado. De esta manera, enfocándose en un “socialismo nuevo y moderno”, lo que es bastante cuestionable y hace a más de uno llegar a pensar. ¿Realmente eso podría llegar a existir siquiera en algún país con otra realidad política y económica? 

No obstante, Moreno transcurrió su periodo de mandato intentando recuperar al país de la crisis de los últimos años sin tener éxito. Y esta vez, no fue él quien acabó definitivamente con el correísmo.

 

La consulta popular promovida por el presidente Lenín Moreno, culminó con un amplio triunfo del Sí, lo que implica -entre otras cosas- que Rafael Correa no puede volver a ser candidato presidencial. - Fuente: EPA, vía BBC Mundo.

La consulta popular promovida por el presidente Lenín Moreno, culminó con un amplio triunfo del Sí, lo que implica -entre otras cosas- que Rafael Correa no puede volver a ser candidato presidencial. – Foto: EPA, vía BBC Mundo.

 

Según el Índice de Democracia “The Economist”, Ecuador ocupó los puestos 92 en el año 2007; 76 en el 2017 y 67 en el 2019. Lo cual sugiere que el país ha tenido una historia democrática incierta y débil, a pesar de que su posición con el paso de los años ha mejorado.

 

¿Para este nuevo año 2021 los ecuatorianos seguirán repitiendo la historia?

 

El próximo 7 de febrero los ecuatorianos elegirán a un nuevo presidente, vicepresidente, asambleístas y parlamentarios para el siguiente mandato. Por primera vez Ecuador marca un récord de 16 candidatos a la presidencia, siendo esto un hecho histórico en la vida democrática del país.

Esta lista, está encabezada por dos candidatos. Uno, es Andrés Arauz del partido Unión por la Esperanza. Quién está absolutamente respaldado por el ex presidente inhabilitado Correa, y promete que retomará sus políticas de gobierno.

 

Una simpatizante del ex presidente Correa, durante una concentración de septiembre pasado en Quito. - Fuente: J. Jacome/EFE.

Una simpatizante del ex presidente Correa, durante una concentración de septiembre pasado en Quito. – Foto: J. Jacome/EFE.

 

El otro, es Guillermo Lasso del partido CREO-Partido Social Cristiano, quien es el único representante de la derecha ecuatoriana. Sin embargo, no ha tenido los resultados más satisfactorios, pues los ciudadanos lo tildan de ser un personaje poco carismático y muy conservador. Por tanto, acercarse a la población se le ha hecho un reto bastante arduo. Sin mencionar que no ha logrado cortar con el fanatismo hacia el ex mandatario Correa en zonas claves y estratégicas.

Lasso actualmente representa una auténtica alternativa a más de 10 años de administración correísta. No obstante, son muy alarmantes los resultados tan reñidos de las encuestas pre electorales con respecto al apoyo al candidato Arauz.

 

Índice de la democracia en América

 

Pese a saber, que el correísmo ha perdido apoyo sustancialmente con el tiempo, los problemas políticos y económicos se mantienen. Se evidencia el deterioro de las instituciones públicas y de las libertades ciudadanas.

Cabe preguntarse: ¿Por qué sigue siendo tan difícil elegir cambiar el rumbo de su historia política y de su realidad económica favoreciendo a un candidato que desafía los ideales socialistas?

Quieres recibir los artículos antes que se publiquen?
Suscribete a nuestro newsletter.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizas te interesen tambien…