El Imperio Soviético, el primer estado comunista

24 octubre 2021
Publicado por: David Deseo

El imperio soviético representó uno de los más grandes Estados del siglo XX, agrupando a 15 repúblicas y unas 100 nacionalidades. Esta surge con la Revolución de Febrero de 1917, como consecuencia de la abdicación del Zar Nicolás II.

Las protestas sociales como consecuencia de los estragos dejados por la guerra, llevaron a la población a exigir una serie de reformas políticas. De esta forma, las exigencias sociales pedían acabar con la elevada inflación, y el desabastecimiento de alimentos y productos básicos. 

Como consecuencia de la presión, producto de las protestas el Zar Nicolás II decide abdicar en su hermano el Duque Miguel, quien se negó a aceptar. Evidentemente la negativa del Duque, se debió a la compleja situación política y económica por la cual atravesaba el imperio. De este modo, se conformó un gobierno provisional, sin embargo esta misma inestabilidad llevó posteriormente a la revolución de octubre.

Este nuevo conflicto liderado por Vladimir Lenin, depuso al gobierno provisional y dio inicio a la guerra civil rusa.

El Zar Nicolas II de Rusia. / Foto: upernavik.

El Zar Nicolas II de Rusia. / Foto: upernavik.

 

Nace el Primer Estado Comunista

Así, en 1922 se crea la Unión Soviética con la fusión de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, la República Federal Socialista soviética de Transcaucasia. Además, de la República Socialista soviética de Ucrania, y la República Socialista soviética de Bielorrusia. Para este período, Vladimir Lenin figuraba como el primer y máximo dirigente de la naciente Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Marx, Engels y Lenin. / Foto: otras voces en educación.

Marx, Engels y Lenin. / Foto: otras voces en educación.

Con la llegada de los comunistas al poder, el principal objetivo fue poner en práctica la doctrina marxista por medio de la lucha de clases. De este modo, cualquier campesino que opusiera algún tipo de resistencia era sometido por las fuerzas del Estado. Lenin, guiado por la doctrina y el pensamiento de Marx y Engels, establece el primer Estado socialista del mundo. De este modo, comienza una nueva doctrina ideológica la cual afirmaba que con la dictadura del proletariado, se podría llegar a mejorar la esencia del ser humano.  

Asimismo, la nueva Unión Soviética fundamentó su ideología en base a la interpretación ideológica del socialismo establecida por Lenin. Para los soviéticos la exterminación no se debía enfocar en etnias o nacionalidades, sino en los grupos que de cierto modo perjudicaban a la sociedad. Esta característica de la ideología soviética pretendía marcar una diferencia con el pensamiento de la Alemania Nazi

Proyección y expansión

Con la victoria de la revolución bolchevique, no sólo se instaura una nueva ideología política a nivel mundial, sino que a su vez, aparece el antagonismo entre el capitalismo y el socialismo. Siendo un hecho que aún, hoy estos dos sistemas luchan por imponer su hegemonía a nivel mundial.

En cuanto a la política exterior el principal objetivo de la Unión Soviética, giraba en torno al combate de los planes agresivos del sistema capitalista. Esto como respuesta al surgimiento del primer Estado comunista, fundado en la lucha de la clase obrera que hace una crítica a las contradicciones capitalistas.   

Con el establecimiento de la Unión soviética, el gobierno Bolchevique comenzó un proceso de delimitación nacional y construcción de la nación. Para consolidar una República socialista sólida, que pudiera afrontar los ataques de los Estados capitalistas y la URSS. De esta manera, comenzó la adhesión de nuevos territorios.

La consolidación del imperio soviético fue un proceso, que administrativamente consintió en la creación de repúblicas socialistas a quienes otorgaba relativo poder, no siempre respetando las nacionalidades, por eso en la actualidad existen diversos conflictos como consecuencia de ello.

La consolidación del imperio soviético fue un proceso, que administrativamente consintió en la creación de repúblicas socialistas a quienes otorgaba relativo poder, no siempre respetando las nacionalidades, por eso en la actualidad existen diversos conflictos como consecuencia de ello.

De esta forma, La Unión Soviética con 22,4 millones de kilómetros cuadrados representa una de las repúblicas más extensas de la historia de la geopolítica mundial. Contradictoriamente, a pesar del abuso del uso de la fuerza en el seno de la República, la proyección internacional se centró en evocar la paz. Para acabar con las contradicciones del modelo capitalista, la política internacional consistía en animar a la clase obrera de estos países a crear movimientos de liberación nacional.  

 

De la victoria a la derrota: Segunda Guerra Mundial – Guerra Fría

A pesar de los costos tanto económicos como humanos que le dejó la Segunda Guerra Mundial a la URSS, esta se levantó como una de las potencias vencedoras. Posteriormente, en 1945 pasó a formar parte de los cinco países del consejo de seguridad de la ONU, gozando del reconocimiento de la mayor parte de las naciones del mundo.

Inmediatamente, luego de la Segunda Guerra Mundial Estados Unidos crea la OTAN en 1949, con el objetivo de frenar la expansión de la Unión Soviética. Como respuesta la URSS crea alianzas con el pacto de Varsovia en 1955, de esta forma se da inicio al período de tensiones entre ambos Estados. 

Este nuevo panorama político, llevó a que estos dos grandes bloques con ideologías en conflicto marcaran la disputa y la influencia de territorios, como América Latina. Luego de un largo período de tensiones y distensiones en las relaciones de ambos bloques, la sólida URSS se debilitó producto de una ola de revoluciones. Poco a poco, los gobiernos comunistas de Europa fueron derrocados y el mismo partido comunista de la Unión Soviética, perdió el control de su territorio.

El Ejército Rojo, Segunda Guerra Mundial. / Foto: taringa.net

El Ejército Rojo, Segunda Guerra Mundial. / Foto: taringa.net

La guerra fría dejó una Unión Soviética debilitada, por lo que, para 1991 sus repúblicas se independizaron como consecuencia del colapso económico, producto de las reformas implementadas. 

Los países comunistas en la actualidad

De este modo, los gobiernos de Rusia, Bielorrusia y Ucrania, acordaron la separación de los 15 territorios. El imperio soviético se había terminado. En la actualidad, las repúblicas que una vez formaron parte de la URSS, mantienen algunos lazos culturales y ciertos territorios aún buscan ser reconocidos internacionalmente. 

Quieres recibir los artículos antes que se publiquen?
Suscribete a nuestro newsletter.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizas te interesen tambien…