La pobreza en Venezuela: más que cifras

24 octubre 2021
Publicado por: Carmen Herrera

Venezuela, un país de aproximadamente 30 millones de habitantes. 5 millones están fuera de sus fronteras, la mitad de estos migrantes pueden ser catalogados como refugiados. 8 millones de los que están dentro son pobres y de éstos, 6 millones sufren pobreza extrema.

Pero esos números no importan, psicológica y comunicacionalmente el bulto de ceros a la izquierda no emociona ni conmueve. Por lo menos, no a la mayoría, sobretodo, porque más de la mitad de esa mayoría vive la pobreza en carne propia, y no tiene tiempo de conmocionarse con las noticias.

 

¿Por qué importa llenar de vidas las cifras?

 

El drama deja imágenes de nifños y familias enteras cominendo de bolsas de basuras en las calles de Venezuela / Foto: BBC Mundo.

El drama deja imágenes de niños y familias enteras comiendo de bolsas de basuras en las calles de Venezuela / Foto: BBC Mundo.

 

Cuando la pobreza se lee en cifras, se convierte en una viñeta más en la lista de los números de la debacle. Para que dejen de ser solo números hay que teñirlos de hechos. Uno de ellos, es que en Venezuela más de la mitad de la población laboral percibe menos de 1$ por día. Esto es mucho menos de lo que señala el BID como el umbral de pobreza extrema. 

Citando a Amartya Sen: “No se puede trazar una línea de pobreza y aplicarla a rajatabla a todo el mundo por igual, sin tener en cuenta las características y circunstancias personales” (1). Si hacemos hincapié en esto último, cobra valor la premisa de que la pobreza son más que números, pues más bien la pobreza se determina en vidas cobradas, perdidas o desperdiciadas. 

Pedagógicamente hablando, la pobreza representa la situación en la que un individuo o un grupo determinado no pueden acceder a bienes esenciales para tener una vida digna. En ese sentido, se refiere a servicios de agua, electricidad, alimento, sanidad, entre otros. Entonces podemos decir incluso, no que en Venezuela el 97% es pobre, sino más bien que, el 97% de los venezolanos no vive dignamente (3).

 

Pobreza normal vs pobreza en pandemia

 

Según datos de la UNICEF, 3.2 millones de niños sufren de desnutrición severa / Foto: Agenda Política.

Según datos de la UNICEF, 3.2 millones de niños sufren de desnutrición severa / Foto: Agenda Política.

 

Amartya Sen nos explica que, la pobreza va más allá de una línea clasificatoria. Y responde a la capacidad que tiene un individuo con sus recursos, de acceder a los requerimientos necesarios para desarrollarse.  

Teniendo en mente lo anterior reflexionemos:  

¿Cómo 3,2 niños que están en desnutrición severa según UNICEF pueden alcanzar salir de la pobreza en un país donde 8 millones de personas necesitan asistencia alimentaria?

Dicha desnutrición se agrava en un contexto económico adverso, degenerado aceleradamente en cuarentenas prolongadas, y en Venezuela la cuarentena está por cumplir 6 meses.   

Ahora pensemos más allá de la alimentación, hablemos de educación. En el mundo, el sistema educativo se ha adaptado a la tecnología y las modalidades en línea, para seguir formando a sus estudiantes. 

En Venezuela, solo el 40% de la población tiene acceso a internet (2). Según la ONG Espacio Público, el país tiene el internet más lento de la región. En este contexto ¿Cómo usamos la educación como instrumento de superación de la pobreza?

Amartya Sen lo simplifica, sin acceso a condiciones para desarrollarse. No importa que seas parte del 40% que posee internet, puesto que es posible que: la educación no llegue, la electricidad falle, el alimento no aparezca. Las condiciones explican que igual eres pobre.

 

¿Por qué importa hablar de pobreza?

 

La pobreza no es un simple concepto, no se determina por líneas divisorias. La pobreza no son números, y esos números son más bien vidas. Que se viva en un contexto de pobreza, no quiere decir que se entiendan sus dimensiones, y mucho menos qué significa. 

Muchos huyen de Venezuela para encontrar estabilidad en el acceso a bienes básicos, y al lograrlo, podrían percibir que han superado la pobreza. Sin embargo, la verdad es que la pobreza va más allá del dinero que se percibe. La pobreza implica condiciones. 

Hablar de pobreza ayuda a comprender lo que es y qué significa vivir en ella. Las condiciones de la pobreza implican una vida no digna. Una vida no digna, significa no acceder a bienes esenciales que permiten el desarrollo humano. 

En contextos como el venezolano, salir de la pobreza va más allá del emprendimiento de la sociedad en la búsqueda del progreso.

Entre el Tunneling y la nueva “hipernormalización”

La cuestión en Venezuela es de emergencia, y de ella no se puede salir sólo. Comprender esto último es vital para entender la importancia de la articulación civilizada, en la búsqueda de mejores condiciones, y el aporte de soluciones. Sin embargo, más relevante aún es entender que la pobreza en Venezuela no disminuirá por simple puje de la ciudadanía. 

Desde esta perspectiva, se invita a mirar cómo la pobreza no se debe analizar desde el presente, sino lo que implica a futuro para muchas generaciones. 

Más allá de las cifras, la pobreza se traduce en vidas no dignas, ni ahora, ni luego. 

 

Referencias

 

  1. Sen, A. (1992) Sobre conceptos y medidas de pobreza. Comercio Exterior, vol. 42. núm 4.
  2. Observatorio Venezolano de Servicios Públicos. (2020) Medición de acceso a los servicios públicos. ESDA.
  3. Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (2020) UCAB, UCV, USB. 

Quieres recibir los artículos antes que se publiquen?
Suscribete a nuestro newsletter.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizas te interesen tambien…