Planificar la innovación pública para Venezuela

20 junio 2021
Publicado por: Simón Turmero

La innovación pública se promete como un método de constante mejora, tanto interna como externamente. La administración pública, tratando de dejar la tradicional cultura y estructura organizativa weberiana. Venezuela es un país que se encuentra crítico por razones de distinta índole. Las cuales no se les puede acreditar su génesis en un solo punto de la realidad política, social y económica. No obstante, si se le puede adjudicar la amplificación de estos a la política.

 

 

La innovación pública

Entendiendo lo público como lo colectivo, es decir, que no le pertenece o es de uso privado de algún individuo. Innovar como el introducir o poner algo nuevo en un producto, objeto, proceso, entre otros. La innovación pública se entiende entonces como la introducción de algo nuevo en lo público. Involucrando por ello, a todos los que interactúan en los espacios públicos; no solo en el sector público, también al privado, ciudadano e internacional.

 

Sectores involucrados en la innovación pública. / Fuente: medium.com

Sectores involucrados en la innovación pública. / Fuente: medium.com

 

De forma que, al hablar de innovación pública debemos aclarar una tipología de esta, dependiendo del área que se busque afectar. Primeramente, según Amalio Rey, podemos dividirla en dos: de servicios a los ciudadanos y de procesos internos. De esta división obtener 6 más: De servicios, de procesos, de cultura y gestión del personal público, de estructura organizativa, del marco normativo interno, de la legislación de políticas públicas.

 

Los planes para Venezuela

En Venezuela podemos conseguir dos planificaciones: el plan de la patria y el plan país. El primero de estos corresponde a la planificación del oficialismo, basándose en continuar las líneas de acción pasadas. El segundo, es redactado por la oposición venezolana con el fin de «restaurar Venezuela», tras la crisis que vive en este momento. Por supuesto, al tomar el poder del estado. Ambos planes se manejan en diversos sectores, entre ellas: política, económica, social, educativas.

Las dos planificaciones parten de dos puntos antagónicos, y cada uno de ellos plantea objetivos en las áreas de atención según su perspectiva. La perspectiva del plan de la patria 2019-2025, comienza con el supuesto de una guerra y la “revolución” es el proceso emancipador de esta agresión. Este, trata 5 dimensiones “partiendo de la democracia”: social, económica, política, espacial y cultural; además plantea objetivos históricos que se subdividen en objetivos nacionales.

 

Plan de la patria 2019-2025. / Fuente: CVG.

Plan de la patria 2019-2025. / Fuente: CVG.

 

El plan país por su parte, parte de la premisa de que Venezuela se encuentra sumida en una crisis socio-económica, sin precedentes en su historia. Esta crisis ha generado una emergencia humanitaria, agravada por el gobierno, identificado como totalitario. El cual ha destruido el aparato productivo y violenta derechos humanos. Por lo que, en este, la recuperación de Venezuela constituye en la reinstitucionalización y el respeto a las leyes, con referentes internacionales.

 

Plan País. / Fuente: planpaisvzla1.com

Plan País. / Fuente: planpaisvzla1.com

 

Venezuela y la innovación pública

En estas planificaciones, desarrollan su línea de acción política y su relación con los ciudadanos. Si observamos el plan de la patria en la explicación de la dimensión política, nos habla de profundizar la democracia popular, participativa y protagónica. Esto por medio de una constituyente, una unión cívico-militar, de la paz y la seguridad, entre otras pocas. 

Adicional, también podemos observar el objetivo nacional 2.2 “Garantizar la inclusión plena y protagónica de todos los sectores de la sociedad en el desarrollo integral de la democracia en sus cinco dimensiones”. (República Bolivariana de Venezuela, 2019, p.21). Describe, un claro interés en la igualdad de la población en la participación de los procesos políticos, económicos, sociales y culturales.

El papel de la oposición en la transición venezolana

No obstante, esto no es innovación pública, pues el poder sigue estructurado de la misma forma y, aún más importante, no existe una co-creación de la definición de lo que es un valor colectivo, desde el colectivo.  

Por su parte, del plan país la sección “acuerdos en materia de políticas para empoderar a los ciudadanos” (2019, p.5), habla de «empoderar», haciendo referencia al poder adquisitivo. Entendiendo que “el sector público establece las reglas del juego para la innovación del sector privado” (Navarro, 2017, p.10). Parece lógico que el empoderamiento de los ciudadanos en materia económica parta de este sector. Sin embargo, no podemos enmarcar el bienestar y la inclusión de la ciudadanía en lo público, como algo alejado de lo decisorio.

 

Referencias

 

 

Quieres recibir los artículos antes que se publiquen?
Suscribete a nuestro newsletter.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizas te interesen tambien…