Yugoslavia, ascenso y caída

24 octubre 2021
Publicado por: David Deseo

La península balcánica, una de las tres grandes penínsulas que conforman el sur de Europa, engloba una gran diversidad de culturas y religiones. Por ello, se ha convertido en una de las zonas más conflictivas de este continente. Conflictos que hicieron surgir y desaparecer al Estado de Yugoslavia.

Para 1910 los reinos de Serbia y Montenegro eran independientes del imperio Otomano y tenían como religión el cristianismo ortodoxo. Mientras que Croacia y Eslovenia, pertenecían al imperio Austrohúngaro de religión católica. Por su parte Bosnia y Herzegovina, que había recibido la influencia musulmana de los otomanos había sido anexada al imperio austrohúngaro hacia fines del siglo XIX. Con el comienzo de la primera guerra balcánica (1912-1913) que tuvo lugar entre 1912 y 1913, la liga balcánica le arrebató los territorios al imperio Otomano.

Winston Churchill (centro), el secretario de Relaciones Exteriores Anthony Eden (derecha) y el mariscal Broz Tito en marzo de 1953. - Foto: Bettmann.

Winston Churchill (centro), el secretario de Relaciones Exteriores Anthony Eden (derecha) y el mariscal Broz Tito en marzo de 1953. – Foto: Bettmann.

Primera Guerra Mundial, nace el Estado de Yugoslavia

 

De este modo, para el año de 1914 la tensión en el continente aumenta, producto del asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria. Lo que precipitó la declaración de guerra de Austria contra Serbia, desencadenando la Primera Guerra Mundial.

Con la victoria de Serbia y Montenegro del bando de los aliados lograron hacerse de nuevos territorios. Posteriormente, con la desintegración del Imperio Otomano se conforma el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos en el cual se unificó Serbia y Montenegro. Se instaura desde ese momento un sistema de monarquía constitucional. 

La incapacidad del sistema parlamentario para resolver los problemas políticos del país y los niveles de pobreza aumentando, obligaron a reorganizar el Estado. Esto llevó al rey a tomar la decisión de disolver el parlamento, y asumir el gobierno del país de una forma más directa para 1929.

En síntesis, el Rey Alejandro tomó para sí, los Poderes del Estado en un intento desesperado por no perder el control del reino. Esta situación sólo empeoró la calidad de vida de la población, ya que, el pequeño propietario no era capaz de sobrevivir con su producción. 

El 3 de octubre de 1929, el país pasó a llamarse oficialmente Yugoslavia, pero los días de la dictadura monárquica estarían contados. Uno de los principales factores que aceleró el fin del régimen fue la aparición de la Gran Depresión, que tuvo lugar en la década de 1930. Posteriormente, Luego del asesinato del Rey Alejandro en 1934 a manos de un revolucionario búlgaro pasa a sucederlo en el poder el príncipe Pablo. De igual forma, este periodo estuvo marcado por conflictos internos,  producto de las constantes crisis políticas y económicas que azotaban el territorio.   

 

Segunda Guerra Mundial, Invasión y desmembramiento de Yugoslavia

 

A principios de la Primera Guerra Mundial el rey Pedro II, ya había asumido el poder y era presionado por las potencias del Eje, para apoyar la invasión a Grecia. Como consecuencia de la negativa del mandatario en abril de 1941, Yugoslavia fue invadida y el gobierno yugoslavo fue exiliado en Londres. Este nuevo escenario político, permitió el desmembramiento del territorio yugoslavo en diferentes estados satélites.  

La Serbia de Nedic, y el Estado Independiente de Croacia que incluía la actual Bosnia quedaron bajo el mando de Alemania. Por su parte, el Estado de Montenegro fue manejado por la Italia Fascista. Macedonia del Norte y Eslovenia fueron absorbidas por Bulgaria e Italia respectivamente. 

 

La desintegración de Yugoslavia - Elaborado por politizados.com

La desintegración de Yugoslavia – Elaborado por politizados.com

 

El Movimiento Partisano y la unificación del territorio yugoslavo

 

Dadas las circunstancias, los yugoslavos conformaron el movimiento Partisano, cuyo objetivo era el de la lucha contra las Potencias del Eje, comandados por Josip Broz Tito. Fue solo hasta finales de 1943, cuando los partisanos recibieron el apoyo de los aliados. Ya a finales de 1944, los partisanos tomaron el control de la mitad del país, la guerra civil que los había enfrentado se consideró ganada. 

En el año de 1945, se llevaron a cabo las elecciones para definir el tipo de gobierno encargado de administrar el territorio, ganado el Partido Comunista de Yugoslavia. De este modo, Tito logró unificar a un territorio con tres religiones, diversos idiomas y diferencias nacionalistas marcadas. Ya para 1963, Tito fue elegido como presidente vitalicio de la República Federativa Socialista de Yugoslavia. La cual, estaría conformada por las repúblicas de Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y Serbia

Luego de la Muerte de Tito en 1980, los conflictos entre las regiones del territorio surgieron nuevamente como consecuencia de la falta de un liderazgo carismático. La caída del muro de Berlín y el fin de la Guerra fría, aceleraron los procesos de independencia de los países que conformaban la URSS. Este proceso independentista desatado a lo interno del continente, motivo aún más a los nacionalistas de los territorios yugoslavos a exigir su independencia. 

 

Fin de la Guerra fría e independencia de los Estados yugoslavos

 

Eslovenia y Croacia serían los primeros en exigir su independencia, ya que, por ser las repúblicas más desarrolladas se veían incapacitadas para elevar su nivel de vida. Esto debido a que, por el esquema federativo debían subsidiar constantemente a las repúblicas más pobres. Por este motivo, el 25 de junio de 1991 Croacia y Eslovenia declararon su independencia de Yugoslavia

En septiembre de 1991, Macedonia también declaró su independencia. Para 1992 Bosnia y Herzegovina, llaman a un referéndum para consultar su independencia de Yugoslavia, con un 98% a favor de la independencia, declarando su independencia el 5 de abril de 1992. Ahora Yugoslavia pasa a ser llamada formalmente República Federal de Yugoslavia, y solo estaba formada por Serbia y Montenegro.

Posteriormente, Kosovo logra su independencia y es parcialmente reconocido para 2008, luego de la guerra. En 2002 los gobiernos de Serbia y Montenegro, aceptaron tener una forma de cooperación más débil llamada Serbia y Montenegro. Finalmente el 4 de febrero de 2003, Yugoslavia dejó de existir formalmente. 

 

Evolución banderas de Yugoslavia - politizados.com

Evolución de las banderas y escudo de Yugoslavia – Datos: Wikipedia

 

Es evidente que los conflictos tanto mundiales como internos, han dictado el curso de los territorios que conforman la península balcánica. Siendo este el mejor ejemplo de cómo la dinámica de la política mundial, es capaz de afectar y transformar territorios específicos. Es posible que la diversidad de religiones, idiomas y culturas en general, hubiesen generado conflictos a lo interno de la región. Pero lo que sí es seguro, es que tanto las dos guerras mundiales como la guerra fría potenciaron estas diferencias, y ayudaron a definir el panorama final de Yugoslavia.

Quieres recibir los artículos antes que se publiquen?
Suscribete a nuestro newsletter.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizas te interesen tambien…